Descripción general de metales no ferrosos y análisis de inversiones

2024-05-17
Resumen:

Los metales no ferrosos obtienen buenos resultados en la expansión económica, pero pueden ser volátiles debido al sentimiento. Los inversores deberían monitorear la oferta-demanda y las tendencias globales.

Con la subida del precio del oro, los metales no férreos han vuelto a cobrar protagonismo y son muy buscados por sus desproporcionadas subidas. Pero muchas personas no comprenden ni siguen la tendencia de la inversión y dudan mucho de que su tendencia ascendente pueda continuar. Por lo tanto, este artículo le brindará una introducción detallada, el perfil de los metales no ferrosos y un análisis de la inversión.

Non-ferrous metal ¿Qué son los metales no ferrosos?

Cuando se trata de metales, la primera reacción de la gente es el oro y la plata. Piense otra vez; Probablemente pueda pensar en el cobre y el hierro. Según la clasificación de los materiales, los metales se pueden dividir en ferrosos y no ferrosos. Estos cuatro metales son los más familiares para la humanidad, a excepción del hierro, que es un metal ferroso, y los demás son metales no ferrosos. Los metales ferrosos son el hierro y sus aleaciones (como el acero y el hierro fundido), así como el manganeso y el cromo. Todos los demás metales son metales no ferrosos.


Los metales no ferrosos comunes se pueden dividir en varias categorías: metales no ferrosos básicos, metales preciosos, metales raros y metales de tierras raras. Los metales básicos son los más utilizados en la industria y su producción y consumo también son importantes. Incluyendo aluminio, cobre, plomo, zinc, níquel , estaño, etc.


Los metales preciosos se utilizan ampliamente en joyería, inversiones y aplicaciones industriales debido a su rareza y alto valor económico. Estos incluyen oro, plata, platino, paladio, etc. Los metales raros en las reservas del mundo natural son pequeños, pero en el campo de la alta tecnología tienen usos importantes. Incluyendo titanio, tungsteno, molibdeno, litio, circonio, etc.


Los metales de tierras raras incluyen 17 elementos químicos que desempeñan un papel importante en la tecnología moderna, especialmente en electrónica, materiales magnéticos y catalizadores. Estos incluyen lantano, cerio, praseodimio, neodimio, prometio, samario, europio, gadolinio, terbio, disprosio, holmio y otros metales de tierras raras.: holmio, erbio, tulio, iterbio , lutecio, escandio , itrio y otros.


Además de estos grupos principales, existen varios metales no ferrosos que tienen importantes aplicaciones industriales y tecnológicas. Por ejemplo, magnesio, potasio, sodio, calcio, bario, etc. Estos metales desempeñan diferentes funciones en diferentes industrias, como la aeroespacial, la electrónica, la química, la construcción, el transporte y la médica. Sus propiedades y características los convierten en importantes materiales base para el desarrollo industrial y tecnológico moderno.


Esta categoría abarca metales de varios colores, entre los que se encuentran metales amarillos como el oro, metales blancos como el aluminio y la plata y metales rojos como el cobre. Estos metales reciben su nombre por sus diferentes colores, como los metales amarillos por su color dorado, los metales blancos como el aluminio y la plata, y los metales rojos en referencia al cobre por su color rojizo al oxidarse.


La mayoría de los metales no ferrosos suelen ser no magnéticos, a diferencia de los materiales ferromagnéticos, que normalmente no están magnetizados. Además, los diferentes tipos de metales no ferrosos tienen diferentes características de densidad y dureza. Por ejemplo, algunos metales, como el aluminio, tienen una densidad relativamente baja, mientras que otros, como el tungsteno, tienen una densidad alta.


Al mismo tiempo, la mayoría de los metales no ferrosos son más resistentes a la corrosión y no se oxidan ni se oxidan fácilmente. Por ejemplo, la capa de óxido de aluminio que se forma en la superficie del aluminio previene eficazmente una mayor oxidación y corrosión. Estos metales también se pueden alear para mejorar sus propiedades, como las aleaciones comunes de aluminio y cobre. Mediante la aleación, la dureza, resistencia, resistencia a la corrosión y otras propiedades del metal se pueden ajustar para hacerlo adecuado para diferentes industrias y aplicaciones.


Metales como el aluminio y el titanio se utilizan ampliamente en la industria aeroespacial debido a su peso ligero y alta resistencia. Se utilizan en la fabricación de fuselajes de aviones, componentes de motores, estructuras de naves espaciales, etc., y pueden proporcionar suficiente resistencia al tiempo que reducen el peso total, mejorando así el rendimiento del vuelo y la eficiencia del combustible.


Metales como el acero inoxidable y las aleaciones de cobre se utilizan a menudo en la fabricación de diversos equipos y contenedores químicos debido a su buena resistencia a la corrosión. En la industria química, los contenedores y equipos deben estar en contacto con diversos productos químicos durante mucho tiempo, por lo que la resistencia a la corrosión es una consideración muy importante.


El acero inoxidable está compuesto de hierro, cromo, níquel y otros elementos, tiene buena resistencia a la corrosión y propiedades mecánicas y se utiliza a menudo en la fabricación de reactores químicos, tanques, tuberías y otros equipos. Las aleaciones de cobre también tienen una excelente resistencia a la corrosión y se utilizan ampliamente en la industria química para tuberías, válvulas, bombas y otros equipos.


Los metales preciosos como el oro, la plata y el platino se utilizan a menudo en la fabricación de joyas y monedas. Tienen una apariencia única y una textura excelente y, por lo tanto, se utilizan ampliamente en la fabricación de joyas. El oro es un metal precioso de color amarillo que es muy resistente a la corrosión, tiene una apariencia hermosa y se usa a menudo para hacer una variedad de joyas, anillos, collares y otros artículos de joyería.


La plata es un metal precioso de color blanco que también se utiliza a menudo para fabricar una variedad de joyas y adornos. El platino es un metal precioso blanco con alta estabilidad y resistencia a la corrosión y se utiliza a menudo para fabricar joyas y monedas de alta calidad. Estos metales preciosos se consideran dignos de colección e inversión debido a sus valiosas propiedades.


Los metales preciosos como el oro, la plata y el platino son más caros debido a su preciosidad y a su amplia gama de usos y, a menudo, se utilizan en joyería, monedas, artesanías y otros productos. Los metales raros como el tantalio, el litio y el niobio también son relativamente caros debido a su oferta más limitada, así como a sus propiedades físicas y químicas especiales, lo que ha provocado una demanda creciente en campos de alta tecnología e industrias emergentes.


Estos metales no ferrosos de alto valor se comercializan ampliamente en el mercado mundial y tienen un impacto significativo en el desarrollo económico e industrial internacional. Al mismo tiempo, debido a su amplia gama de aplicaciones y propiedades únicas, estos metales tienen un valor económico significativo en los sectores industriales y de alta tecnología.


Esto se debe a que estos metales se utilizan en la fabricación de productos de alta tecnología como aviación y naves espaciales, equipos electrónicos, equipos químicos, dispositivos médicos, etc., además de ser ampliamente utilizados en industrias tradicionales como la construcción, el transporte y la energía, su excelente rendimiento y usos diversificados hacen de estos metales uno de los materiales más indispensables e importantes para la industria moderna, desempeñando un papel clave en la promoción del crecimiento económico y el progreso tecnológico.


Dada la amplia gama de aplicaciones y la importancia de los metales no ferrosos, los inversores los consideran cada vez más como los favoritos en el mercado. En particular, en un contexto de crecimiento económico mundial sostenido y de industrialización acelerada, la demanda de esos metales sigue siendo elevada, lo que aumenta aún más su atractivo en el ámbito de las inversiones. Además de ser una opción de inversión física, los inversores también pueden participar en el mercado de metales comprando instrumentos financieros como futuros de metales relacionados, acciones o fondos cotizados en bolsa (ETF).

Relationship between non-ferrous and ferrous metals Tendencias de la industria de los metales no ferrosos

En términos generales, los metales no ferrosos son un sector procíclico. Es decir, suelen tener un mejor desempeño durante los ciclos económicos. A lo largo de la historia del sector, tienden a ver crecimiento durante las expansiones económicas y pueden enfrentar desafíos durante las recesiones. Especialmente durante los principales mercados alcistas, este sector suele superar al mercado en su conjunto, lo que muestra algunas de las ventajas que tienen estos metales durante los ciclos económicos.

En primer lugar, hubo un importante mercado alcista desde enero de 2006 hasta noviembre de 2007, que duró un año y diez meses. Durante este período, el mercado de acciones A en su conjunto se encontraba en un mercado alcista, con el índice de la Bolsa de Valores de Shanghai alcanzando niveles récord y el desempeño procíclico del sector de los metales superó al mercado en su conjunto.


El segundo mercado alcista importante tuvo lugar entre noviembre de 2008 y noviembre de 2010 y duró dos años. A pesar de la crisis financiera mundial, China implementó un estímulo fiscal impulsado por la flexibilización monetaria global, y el sector de los metales siguió superando al mercado en general de manera procíclica.


El tercer mercado alcista importante tuvo lugar entre junio de 2014 y octubre de 2016 y duró dos años y cuatro meses. Durante este período, el mercado de acciones A volvió a experimentar un importante mercado alcista y el desempeño procíclico del sector de los metales se mantuvo fuerte, subiendo mucho más que el mercado en general. En cada ronda del importante mercado alcista, el sector de los metales ha obtenido mejores resultados que todo el mercado, lo que demuestra una cierta ventaja de los metales en el ciclo económico.


Como se puede ver en estos datos históricos, la demanda de metales no ferrosos normalmente aumenta cuando el crecimiento económico es fuerte y la producción industrial se expande. Esto se debe al aumento de la demanda de metales como el cobre, el aluminio y el níquel por parte de industrias como la construcción, el desarrollo de infraestructura y la manufactura. Durante las crisis económicas, la demanda de dichos metales suele disminuir porque las actividades de construcción y manufactura se desaceleran y la demanda de materias primas disminuye.


Metales como el cobre y el aluminio desempeñan un papel importante en la infraestructura y se utilizan comúnmente en estructuras de edificios, sistemas de tuberías y fabricación de equipos eléctricos. En la industria inmobiliaria, materiales como las aleaciones de aluminio y el acero se utilizan comúnmente en la fabricación de componentes de construcción como ventanas, puertas, muros cortina y tuberías, y su resistencia a la corrosión, sus propiedades livianas y su buena conductividad eléctrica los hacen ideales para construcción moderna. El uso de estos metales proporciona un soporte material confiable para proyectos de construcción, contribuyendo al crecimiento de los sectores de infraestructura y bienes raíces.


Estos metales también desempeñan un papel importante en la manufactura, especialmente en sectores manufactureros de alto nivel como el automotriz, el aeroespacial y el electrónico. Por ejemplo, el cobre se usa ampliamente en electricidad y electrónica, mientras que el aluminio se usa comúnmente en diseños livianos en los sectores automotriz y aeroespacial, y metales como el níquel desempeñan un papel en la fabricación de baterías y acero inoxidable. Por lo tanto, a medida que estas industrias manufactureras se expandan y se desarrollen, la demanda de dichos metales aumentará en consecuencia.


Además, factores como el estado de la economía mundial, las relaciones comerciales y la situación geopolítica pueden afectar el precio y la demanda de metales no ferrosos. Una desaceleración del crecimiento económico podría provocar una disminución de la demanda de dichos metales, mientras que una recuperación económica podría estimular un aumento de la demanda. Las tensiones en las relaciones comerciales y las guerras comerciales pueden generar restricciones comerciales e incertidumbre, lo que afectará el comercio internacional y la volatilidad de los precios de los metales. Las tensiones geopolíticas pueden provocar perturbaciones en el suministro de recursos o conflictos regionales, que a su vez afectan la estabilidad de los mercados de metales y los movimientos de precios.


La inflación suele estar impulsada por factores como la sobreemisión monetaria y un mercado alcista de materias primas, que afectan directamente los precios de los metales no ferrosos. Con la emisión de grandes cantidades de dinero, el precio de metales como el cobre tiende a subir. Además, la inflación también se refleja en los informes financieros de las empresas que cotizan en bolsa, lo que provoca un aumento de los beneficios y de los precios de las acciones. El ritmo actual de recuperación económica mundial y el alcance de la inflación son más altos que nunca, por lo que es probable que los precios de metales como el cobre sigan aumentando.


Según la lógica anterior y el desempeño histórico, los metales no ferrosos suelen tener un buen desempeño durante los períodos de expansión económica. Los inversores pueden observar factores como indicadores económicos, movimientos comerciales globales y proyectos de infraestructura para determinar la tendencia del mercado de metales. Pueden optar por aumentar su exposición a dichos metales, por ejemplo, comprando acciones, futuros o fondos cotizados en bolsa (ETF) relacionados. Y en una recesión, el mercado de esos metales puede verse bajo presión y los inversores pueden reducir sus tenencias de estos activos en favor de activos de refugio u otros sectores de mejor desempeño.

Últimas cotizaciones de precios de metales no ferrosos Análisis de inversiones en metales no ferrosos.

A partir de principios de 2024 y hasta abril. Los metales no ferrosos eran muy buscados en los mercados de capitales. Los precios también subieron y subieron, llegando en un momento a 5,591. por delante del mercado en general por un amplio margen. Pero desde el 15 de abril ha tenido una tendencia a la baja y todavía se encuentra en un shock sustancial, por lo que muchos inversores no pueden captar su tendencia.


De hecho, la clave para comprender los altibajos del mercado de los metales no ferrosos es comprender los factores únicos de cada metal. Por ejemplo, en el caso del cobre, el aluminio y otros metales no ferrosos, los cambios en el crecimiento económico, la infraestructura y las actividades de producción industrial se encuentran entre los principales factores que influyen. La expansión económica y el aumento de la inversión en infraestructura suelen aumentar la demanda de estos metales, lo que eleva sus precios. Al mismo tiempo, los cambios en la evolución económica mundial, las relaciones comerciales y las situaciones geopolíticas también pueden tener un impacto en el mercado de los metales.


El oro suele considerarse un activo de refugio seguro, por lo que los inversores tienden a recurrir a él en caso de intensificación de las tensiones geopolíticas o de una mayor exposición del mercado a riesgos como la devaluación de la moneda y la inflación. Los cambios en la política monetaria de los bancos centrales también pueden afectar el precio del oro, especialmente cuando los bancos centrales adoptan una política monetaria laxa. Los inversores pueden comprar oro como protección contra la inflación o como parte de su asignación de activos.


Además del impacto de la política monetaria global, la oferta y la demanda de cobre juegan un papel crucial en la determinación de su precio. En particular, en los últimos años, con la aceleración de la electrificación y el desarrollo de una economía verde, la demanda de cobre en áreas como equipos eléctricos y vehículos eléctricos ha crecido significativamente, lo que ha proporcionado nuevos factores de apoyo a los precios del cobre. Por lo tanto, los inversores deben prestar atención a los cambios en la cadena de suministro global y al desarrollo de industrias emergentes como los vehículos eléctricos para poder juzgar mejor la tendencia de los precios del cobre.


El precio del aluminio está más influenciado por la demanda del sector de la construcción que por otros factores. Aunque la flexibilización de la política monetaria puede hacer subir los precios del aluminio, el aumento de los precios del aluminio puede ser limitado en el corto plazo debido a la disminución de la demanda de la industria inmobiliaria de China. Por lo tanto, los inversores deben prestar mucha atención a los movimientos de la industria mundial de la construcción, especialmente los cambios en el mercado inmobiliario de China, para poder evaluar con mayor precisión la tendencia futura de los precios del aluminio.


Los precios de las tierras raras y los metales energéticos (por ejemplo, níquel, cobalto, litio, etc.) están dominados por la oferta y la demanda. A pesar de la creciente demanda, el exceso de oferta sigue siendo un factor importante que afecta los precios. Especialmente en el mercado de metales energéticos como el litio, el exceso de oferta ha sido más grave, lo que ha provocado una constante tendencia a la baja de los precios. Por lo tanto, los inversores deben prestar atención al equilibrio mundial entre la oferta y la demanda, así como al impacto de las políticas de varios países en estas industrias metálicas, para poder captar mejor los cambios del mercado.


Este repunte del sector de metales no ferrosos esta vez está relacionada con el crecimiento de la demanda industrial, pero para un aumento tan exagerado, es probable que el impulso emocional juegue un papel más importante. Normalmente, estos puntos calientes impulsados por emociones tienden a subir rápidamente, pero también caen igual de rápido. Por lo tanto, en esta situación, se recomienda ser cauteloso y no seguir ciegamente la tendencia. Después de todo, el mercado experimenta grandes fluctuaciones emocionales y a veces alcanza su punto máximo rápidamente.

La tendencia de desarrollo de la industria de los metales no ferrosos.
Tendencias industriales Factores clave Impacto
Las industrias se están electrificando rápidamente. Creciente demanda de vehículos eléctricos La demanda de metales sigue creciendo.
Creciente demanda de economía verde Las políticas ambientales están remodelando la industria. Perspectivas optimistas para el mercado de metales raros
Cadena de suministro y cambio de recursos Geopolítica, comercio y estabilidad de la cadena de suministro Los cambios en la oferta y la demanda aumentan la incertidumbre sobre los precios.

Descargo de responsabilidad: Este material tiene fines de información general únicamente y no pretende (ni debe considerarse) asesoramiento financiero, de inversión ni de otro tipo en el que se deba confiar. Ninguna opinión dada en el material constituye una recomendación por parte de EBC o del autor de que una inversión, valor, transacción o estrategia de inversión en particular sea adecuada para una persona específica.

Análisis de acciones y conocimientos de inversión de Meta

Análisis de acciones y conocimientos de inversión de Meta

Las sólidas finanzas y la diversidad de negocios de Meta hacen que sus acciones sean atractivas para los inversores a largo plazo, a pesar de la competencia y los cambios del mercado.

2024-06-14
Paridad del poder adquisitivo: conceptos básicos de la teoría y aplicaciones

Paridad del poder adquisitivo: conceptos básicos de la teoría y aplicaciones

La teoría de la paridad del poder adquisitivo utiliza una evaluación del tipo de cambio basada en los precios, pero puede fallar debido a los costos y las políticas. Comprenda sus limitaciones en el mercado de divisas.

2024-06-14
Causas, efectos y respuestas a la estanflación

Causas, efectos y respuestas a la estanflación

La estanflación es la inflación causada por la escasez de oferta y la caída de la demanda, lo que provoca desaceleraciones económicas y aumentos de precios, y se aborda mediante la política monetaria.

2024-06-14