Análisis de la trayectoria económica de Rusia

2023-11-28
Resumen:

El cambio de Rusia hacia una economía de mercado enfrentó turbulencias, hiperinflación y un ascenso oligárquico. El crecimiento impulsado por el petróleo genera preocupaciones sobre la dependencia.

El país de Rusia es de hecho una existencia misteriosa. En los campos político y militar, es llamativo, con la superficie terrestre más grande del mundo y la mayor cantidad de ojivas nucleares. Pero en términos de economía, el desarrollo de Rusia ha experimentado medio siglo de oleadas, incluyendo agitación política, hiperinflación, el ascenso de oligarcas, el florecimiento de pandillas, crisis económicas y reformas radicales causadas por incumplimientos gubernamentales. Este artículo se centrará en analizar esta compleja y única economía rusa y en revelar su trayectoria de desarrollo. Aunque no se trata de un análisis completo y exhaustivo, espero que este artículo pueda dar a todos una idea de la tortuosa trayectoria del desarrollo económico de Rusia.

Russia's Economic

Empecemos por la antigua Unión Soviética. En febrero de 1917, estalló una revolución democrática en la Rusia zarista que obligó al zar a abdicar. Luego, el Partido Laborista Socialdemócrata, dirigido por Lenin, derrocó al gobierno provisional y vivió cinco años de guerra civil. En 1922, se estableció oficialmente la Unión Soviética y, en 1924, un líder llamado Joseph Stalin llegó al poder y se convirtió en el líder supremo de la ex Unión Soviética. A partir de entonces, la Unión Soviética implementó plenamente una economía planificada, es decir, todos los recursos económicos, desde la producción hasta la distribución e incluso parte del consumo, se realizaban según planes.


La forma en que funciona una economía planificada es que, ante la escasez de recursos o la necesidad de reformas a gran escala, el gobierno central moviliza y asigna recursos mediante órdenes. Por ejemplo, cuando un determinado tipo de material tiene una demanda urgente, el gobierno puede emitir rápidamente una orden y asignar todos los recursos pertinentes. De manera similar, si quiere desarrollar la industria pesada, el gobierno puede movilizar colectivamente a los trabajadores para que inviertan en la construcción mediante pedidos sin esperar a la autorregulación de la economía de mercado.


Este modelo de economía planificada muestra una alta eficiencia cuando los objetivos son claros y se necesitan reformas generales a gran escala. En ese momento, la Unión Soviética enfrentaba serios problemas de industrialización y modernización insuficientes, por lo que este modelo era muy adecuado para enfrentar estos desafíos.


A medida que los tiempos cambian y la economía global evoluciona, el modelo económico planificado también enfrenta desafíos. Como resultado, después de 1928, los primeros tres planes quinquenales implementados por Stalin lograron resultados sorprendentes. La economía de la ex Unión Soviética creció rápidamente y pasó de ser un país agrícola atrasado a convertirse en una potencia industrial. Si analizamos los datos del PIB per cápita de la ex Unión Soviética, aumentó más de tres veces de 20 a 40 años. Este período coincidió con la Gran Depresión de 1929 en Estados Unidos, y toda la economía occidental también estaba en problemas. Puede verse que, bajo el liderazgo de Stalin, la economía de la ex Unión Soviética alcanzó nuevas alturas en estos 20 años.


A pesar de diversas persecuciones políticas y purgas a nivel político, desde una perspectiva económica, la economía planificada logró resultados notables durante este período. Después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, el estatus internacional de la Unión Soviética aumentó significativamente y experimentó un período de rápido crecimiento. Sin embargo, a partir de la década de 1960, la estructura económica de la ex Unión Soviética se volvió cada vez más compleja, el desarrollo económico se estabilizó gradualmente y la economía planificada también encontró dificultades.


En ausencia de mercados, por muy poderoso que sea el gobierno, no puede planificar y regular plenamente todas las actividades económicas. En particular, es más probable que un sistema económico planificado altamente centralizado conduzca a una centralización excesiva del liderazgo, lo que provocará una corrupción gubernamental cada vez más grave y daños graves a la innovación corporativa. Las deficiencias del sistema económico planificado surgieron gradualmente, lo que hizo que la economía de la ex Unión Soviética enfrentara desafíos más severos en su desarrollo posterior.


De 1964 a 1985, la Unión Soviética cayó en el llamado "error del estancamiento". Si se observa el PIB per cápita de la ex Unión Soviética durante este período, parece que todavía está aumentando lentamente, pero en comparación con Estados Unidos, la brecha es obvia. Al mismo tiempo, a medida que la Guerra Fría se intensificaba, la Unión Soviética tuvo que invertir mucho dinero en el ejército, lo que empeoró aún más las finanzas nacionales. Muchos ciudadanos soviéticos tuvieron que pasar horas haciendo cola para comprar comida.


En 1985, Gorbachov había llegado al poder y, ante las dificultades económicas, decidió llevar a cabo reformas integrales y radicales. Primero, llevar a cabo una reestructuración política y económica integral y liberar el control absoluto del gobierno central sobre los precios y la industria. En segundo lugar, promover una política "abierta", fortalecer la transparencia gubernamental, combatir la corrupción y al mismo tiempo relajar el control sobre la opinión pública. Estas dos medidas se conocen colectivamente como "reorganización y apertura".


A partir de la década de 1960, la estructura económica de la ex Unión Soviética se volvió compleja, el desarrollo económico se estabilizó gradualmente y la economía planificada enfrentó dificultades. En ausencia de un mercado, el gobierno no puede planificar y regular completamente todas las actividades económicas, especialmente bajo un sistema económico planificado altamente centralizado, lo que ha llevado a un problema cada vez más grave de corrupción gubernamental y daño a la innovación corporativa.


Después de 1985, la Unión Soviética enfrentó la ardua tarea de la reforma económica. Yeltsin se convirtió en el primer presidente de Rusia y adoptó políticas económicas radicales, inclinándose hacia una economía neoliberal. La economía neoliberal, también conocida como "Consenso de Washington", es una política lanzada por el FMI, el Banco Mundial y el gobierno de Estados Unidos en 1989 que aboga por reducir la intervención gubernamental y permitir que el mercado opere libremente.


Después de un siglo de sistemas económicos planificados, la transición de Rusia de la centralización a una economía de libre mercado fue una reforma extrema. Yeltsin eligió un método radical llamado "terapia de shock", que consistía en implementar directamente una economía de mercado y dejarlo todo. Aunque este tratamiento había tenido éxito en algunos países, para un país tan complejo como Rusia, la decisión resultó en una hiperinflación a corto plazo debido a la repentina liberalización de los precios y al endeudamiento excesivo del gobierno para pagar viejas deudas.


En diciembre de 1991, cuando se desplomó la Unión Soviética, el PIB de Estados Unidos era de 6,2 billones, mientras que el de Rusia era sólo de 500.000 millones, o sólo una doceava parte del de Estados Unidos. Esto hace que las dos economías sean básicamente incomparables. La reforma económica de Rusia enfrentó enormes desafíos y las medidas radicales de Yeltsin se convirtieron en un nodo importante en la historia del desarrollo económico de Rusia.


En 1992, Rusia experimentó una tormenta económica con una tasa de inflación de hasta el 2.500%. Esto significa que una taza de té con leche pasó de 10 rublos a principios de año a 250 rublos a finales de año. Al mismo tiempo, la tasa de desempleo aumentó drásticamente, de menos del 5% al ​​14%. En los últimos siete años, el PIB de Rusia ha mostrado un marcado contraste con el de Estados Unidos y China y ha seguido aumentando.

Éstas son sólo las consecuencias más leves de la terapia de shock. La caída del PIB, la alta inflación y el aumento del desempleo son problemas que los economistas comunes y corrientes pueden prever, al igual que las dolorosas etapas por las que pasan los maestros de artes marciales al principio. Polonia también pasó por esta fase cuando pasó por una terapia de choque similar. Sólo a través de este camino inevitable podrá la economía avanzar hacia el camino del rápido desarrollo y la liberalización.


Una de las consecuencias más graves de la terapia de shock fue la serie de medidas implementadas por Yeltsin. El primero es liberalizar los controles de precios; el segundo es liberalizar las importaciones y exportaciones; el tercero es implementar la liberalización de las tasas de interés; y el más importante es privatizar las empresas estatales. Pero en el camino surgieron problemas con la privatización. Originalmente estaba destinado a permitir a la gente comprar acciones de empresas estatales, lo que parecía una medida justa. De hecho, tuvo como resultado que grandes empresas estatales de la ex Unión Soviética cayeran en manos de unas pocas personas a precios muy bajos.


Cuando Yeltsin se postuló para la reelección como presidente en 1996, la economía estaba sumida en el caos y la primera guerra con Chechenia no fue ideal, lo que dejó sus índices de aprobación extremadamente bajos. Sin embargo, Yeltsin demostró excelentes habilidades políticas y convocó en secreto a los siete jefes que controlaban el Banco Ruso y llegó a un acuerdo con ellos: si le ayudaban a ser reelegido, protegería su riqueza y su estatus. Unos meses más tarde, Yeltsin fue reelegido y estas siete figuras secretas se convirtieron en los siete oligarcas que controlaban la mitad de Rusia, influyendo en la economía y la política del país.


El sistema oligárquico de Rusia se refiere a un pequeño grupo de personas ricas y poderosas que monopolizan los importantes recursos e industrias del país, formando un sistema económico estrechamente vinculado al gobierno. Este fenómeno se ha fortalecido aún más desde que Putin llegó al poder y se le llama vívidamente "capitalismo de compinches".


En Rusia, los oligarcas tienen una profunda influencia en la toma de decisiones del país a través del entrelazamiento del poder político y los recursos económicos. Controlan industrias clave como la energía, las finanzas y los medios de comunicación y, al mismo tiempo, están estrechamente vinculados a altos niveles de gobierno. Esta red de relaciones les permite navegar con facilidad en los campos político y económico.


Los oligarcas continúan controlando la economía e influyendo en el panorama político hasta el día de hoy. La selección de los oligarcas puede cambiar constantemente, pero el control de la economía y la influencia de los oligarcas en la política persisten, dando forma a la trayectoria de desarrollo de Rusia.


El predominio de los oligarcas ha traído graves consecuencias, entre las que se encuentran tres problemas principales: primero, frena la competencia e inhibe la innovación. En una economía de libre mercado, las empresas suelen esforzarse por innovar para reducir costos y ampliar la participación de mercado. Sin embargo, en los mercados oligopólicos, la competencia está excluida y las empresas están más centradas en conservar su territorio que en ofrecer mejores productos. El segundo son los enredos empresariales y políticos causados ​​por la corrupción y la economía oligárquica-gansteril. La corrupción es grave, las pandillas proliferan y el gobierno es básicamente sobornado por oligarcas, lo que hace que la policía haga la vista gorda ante las actividades ilegales. Estos siete oligarcas reprimen a otros competidores a través de diversos medios, como el asesinato, el soborno, la coerción y el incentivo, el cobro de tasas de protección, etc. Este fenómeno es común en Rusia e incluso se refleja en la batalla legal entre Abramovich, el propietario del equipo Chelsea de la Premier League. y otros oligarcas.


Además, la economía oligárquica también ha provocado brechas de riqueza extremas. A principios de la década de 1990, la riqueza en manos de las 98 personas más ricas de Rusia alcanzó los 421 mil millones de dólares, lo que representa el 89% de la riqueza del 10% más rico de toda la población rusa. La creciente brecha entre ricos y pobres ha causado malestar social y, sumado a la salida de activos, la economía rusa ha caído en el caos.


La tasa de mortalidad de Rusia también siguió aumentando durante este período, lo que pone de relieve la inestabilidad social. Según un informe de Credit Suisse, los activos en el extranjero de los rusos ricos ascendían a entre 8 y 10 billones de dólares, equivalente a dos tercios del PIB de Rusia en ese momento. Sin embargo, estas cantidades no están incluidas en el PIB de Rusia, lo que pone de relieve la inexactitud de las estadísticas.

russian president putin

En 1998, el estallido de la crisis financiera asiática fue el detonante de las dificultades de Rusia. Los inversores se han retirado del mercado ruso, los bonos gubernamentales y el rublo se han vendido a gran escala, las tasas de interés se han disparado y el rublo está bajo una gran presión para depreciarse. Por lo tanto, el 17 de agosto de 1998, el gobierno ruso declaró el incumplimiento de su deuda nacional y simultáneamente devaluó el rublo. El estallido de la crisis financiera en Rusia, junto con la reducción de la productividad, los monopolios, la corrupción, el aumento del desempleo y la mortalidad y la guerra con Chechenia, han sumido a la economía rusa en general en un estado extremadamente pobre. El 31 de diciembre de 1999, Yeltsin anunció su dimisión cuando restaban seis meses de su mandato y entregó la presidencia a Putin, marcando el comienzo de la era Putin.


En los siguientes casi diez años, la economía rusa se reinició repentinamente, con un crecimiento del PIB que se mantuvo por encima del 5% y un PIB per cápita que aumentó de menos de 2.000 dólares estadounidenses en 1999 a 10.000 dólares estadounidenses en 2008. La tasa de desempleo ha seguido cayendo del 13%. al 6%, la producción industrial ha aumentado un 70%, los salarios medios se han multiplicado por ocho, el crédito al consumo se ha expandido un 45% y la tasa de pobreza ha caído del 30% al 14%.


La gente tiene preguntas sobre este milagro económico. ¿Qué tipo de magia realizó Putin para que los indicadores económicos aumentaran tan rápidamente? En los primeros días, Putin implementó algunas políticas orientadas al mercado, incluido el ajuste de los niveles del impuesto sobre la renta, la reducción de los impuestos corporativos, la reducción de la supervisión, etc. Estas políticas ciertamente han mejorado los ingresos y los niveles de vida de las personas, pero éstas no son las razones principales.


La razón más importante es que Putin pasó un buen momento. Rusia tiene las reservas de gas natural más grandes del mundo y sus exportaciones anuales de energía fósil pueden alcanzar cientos de miles de millones de dólares. Más de la mitad de los ingresos fiscales provienen de la energía fósil, lo que hace que la economía rusa esté estrechamente vinculada a los precios del petróleo. Cuando los precios del petróleo suben, Rusia gana mucho dinero; cuando los precios del petróleo caen, la economía se ve gravemente afectada. De 1998 a 2008, la economía mundial se desarrolló rápidamente y la demanda de petróleo aumentó de manera constante. El precio del petróleo aumentó de menos de 15 dólares a más de 100 dólares en 2008. En los últimos diez años, Rusia ha estado sentada sobre una montaña de tesoros. Todo el país está contando dinero. La confianza y el crédito nacionales se han expandido, la inversión ha aumentado y la economía ha prosperado.


Sin embargo, el gobierno de Putin no logró aprovechar plenamente el período de altos precios del petróleo para optimizar la estructura económica y deshacerse de su fuerte dependencia de la energía petrolera. En cambio, el gobierno de Putin ha ido recuperando gradualmente el control de las industrias privatizadas y la nacionalización ha aumentado gradualmente. Después de que Putin llegó al poder, rectificó a los oligarcas, se ocupó de los desobedientes y estableció nuevos oligarcas obedientes, formando una estructura capitalista de compinches. Esto consolida aún más la situación oligárquica de Rusia, lo que lleva a una mayor corrupción, obstáculos a la innovación y una enorme brecha entre ricos y pobres.

Comparación de las tres fases de la evolución económica rusa
Aspecto Era soviética Era Yeltsin Era Putin
Sistema político Economía socialista planificada, alta centralización. Cambio hacia una economía de mercado, terapia de shock Capitalismo de compinches, ascenso de los oligarcas
Modelo económico Economía planificada, dominio de las empresas estatales Economía de mercado, privatización en marcha Dependencia energética, capitalismo de amigos, renacionalización parcial
Desempeño económico Crecimiento significativo de los años 20 a los 40 La terapia de choque conduce a la inflación y la crisis económica Próspero durante los altos precios del petróleo, luego afectado por crisis financieras y sanciones.
Fenómeno oligarca Liderazgo centralizado, corrupción gubernamental. La privatización parcial conduce a los oligarcas Los oligarcas monopolizan la economía, el capitalismo de amigos
Estructura económica Industrialización, desafíos de modernización La reforma económica enfrenta dificultades Dependencia de la energía, estructura económica relativamente obsoleta
Problemas sociales Aumento del desempleo, ampliación de la brecha de riqueza Agitación económica, malestar social Corrupción, brecha de riqueza, impacto de las sanciones

La crisis financiera y la caída de los precios del petróleo en 2008 dañaron gravemente la economía rusa. Aunque se recuperó gradualmente, el precio del petróleo volvió a caer en 2014, sumado a las sanciones occidentales sobre la cuestión de Crimea, hundiendo a Rusia en una crisis económica más profunda. Nos topamos con otra epidemia en 2020 y en 2022 recibimos una nueva ronda de sanciones más severas por parte de Occidente debido a la cuestión de Ucrania.


Rusia es actualmente el país más grande del mundo, abarca 11 zonas horarias en dos continentes, Europa y Asia, con una población de 146 millones, un PIB que ocupa el puesto 11 y un PIB per cápita que ocupa el puesto 68. Utiliza principalmente energía fósil como su principal producto de exportación y mantiene frecuentes intercambios económicos con China, pero el grado de dependencia comercial es controvertido. La economía rusa está mostrando algunos signos positivos, con una tasa de inflación del 3,2% y una tasa de desempleo del 13,6%. Sin embargo, la brecha entre ricos y pobres es enorme y aún es necesario afrontar muchos problemas.


A través del análisis de la tortuosa trayectoria del desarrollo económico de Rusia, dos características principales de la economía rusa se pueden resumir en una frase: la alta dependencia de la energía, especialmente del petróleo, y el surgimiento de oligarcas. La combinación de ambos hace que la economía rusa sea vulnerable a los shocks externos y pone de relieve una serie de problemas.


Descargo de responsabilidad: Este material tiene fines de información general únicamente y no pretende (y no debe considerarse) asesoramiento financiero, de inversión o de otro tipo en el que se deba confiar. Ninguna opinión dada en el material constituye una recomendación por parte de EBC o del autor de que cualquier inversión, valor, transacción o estrategia de inversión en particular sea adecuada para una persona específica.

Métodos y canales de negociación de metales preciosos.

Métodos y canales de negociación de metales preciosos.

Los métodos de inversión en el comercio de metales preciosos incluyen inversión física, ETF, futuros, etc. Los inversores deben elegir los métodos adecuados.

2024-04-12
Una guía para el concepto y aplicación del EBITDA

Una guía para el concepto y aplicación del EBITDA

El EBITDA refleja el beneficio del negocio principal antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. A pesar de sus defectos, es útil para evaluar la rentabilidad y la solvencia.

2024-04-12
Historia del precio de la plata Cambios y tendencias futuras.

Historia del precio de la plata Cambios y tendencias futuras.

Los precios de la plata, afectados por la oferta, la demanda y la manipulación, se depreciaron. Ahora, debido a la economía global y la demanda industrial, están aumentando.

2024-04-12